La educaci√≥n y la cultura de nuestro pa√≠s sufren la p√©rdida lamentable de uno de sus talentos: se trata de la reciente muerte de Luis Villoro, quien naci√≥ en Barcelona, pero gran parte de su vida permaneci√≥ en M√©xico; donde muri√≥ el 5 de marzo del presente a√Īo.

Villoro recibi√≥ el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el √°rea de Ciencias Sociales, Historia y Filosof√≠a en 1986 y tres a√Īos despu√©s, el Premio Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico en Investigaci√≥n en Humanidades.


Fue embajador y delegado permanente de México ante la UNESCO en París (1983-1987) y miembro de El Colegio Nacional desde 1978 y Honorario de la Academia Mexicana de la Lengua desde 2007.


Entre sus obras destacan: Los grandes momentos del indigenismo en México, El proceso ideológico de la revolución de independencia, La idea y el ente en la filosofía de Descartes, El concepto de ideología y otros ensayos y Una filosofía del silencio: la filosofía de la India.

 


Obtuvo los grados académicos de maestro y doctor en filosofía por la UNAM, en 1949 y 1963, respectivamente. Su tesis doctoral se tituló Los grandes momentos del indigenismo en México (1950), que más tarde reeditó.


En 1989 fue nombrado investigador emérito del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM. Asimismo, fue presidente de la Asociación Filosófica de México y, recientemente, fue miembro del Consejo Académico de la Universidad de la Ciudad de México, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del Consejo Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.


Ingres√≥ a El Colegio Nacional en 1978, con el discurso “Filosof√≠a y dominaci√≥n”. Perteneci√≥ al Grupo Hiperi√≥n, dedicado al estudio del ser del mexicano. Fue doctor honoris causa por la Universidad Michoacana de San Nicol√°s de Hidalgo, cuyo Instituto de Investigaciones Filos√≥ficas lleva su nombre; as√≠ como de la Universidad Aut√≥noma Metropolitana, de la que fue fundador. Fue nombrado miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua en septiembre de 2007.

 


Durante su amplia trayectoria, Villoro analizó temas como la comprensión metafísica de la alteridad, los límites y alcances de la razón, el vínculo entre el conocimiento y el poder, la reflexión ética sobre la injusticia, la defensa del respeto a las diferencias culturales y la dimensión crítica del pensamiento filosófico.

Lamentamos su fallecimiento, pero afortunadamente sus ideas quedan plasmadas en sus libros, que atesoran sus investigaciones.