Nombre del personaje: Pedro María Anaya
Fecha de nacimiento: 20 de mayo de 1795
Fecha de fallecimiento: 21 de marzo de 1854
Origen: San Mateo Huichapan, Hidalgo
Actividad: General del ejército mexicano y presidente de la República Mexicana.
Época: México Independiente (siglo XIX)

En San Mateo Huichapan en el estado de Hidalgo, el 20 de mayo de 1795 vio por primera vez la luz un niño a quien se le dio el nombre de Pedro Bernardino, hijo de Pedro José Anaya y Maldonado y María Antonia de Alvarez, ambos españoles.

Su padrino fue Vicente Ciriaco de la Paz, también español y vecino del pueblo de Nopala, casado con Doña María Manuela Alvarez.

Era de familia criolla y de recursos, en Huichapan se conserva como reliquia y en memoria del héroe la casa de la familia Anaya, esta marcada con el número 24 de la calle antes llamada Calle Real, es decir la calle principal del pueblo; después se le puso el nombre de Calle que va al Ojo de Trejo, y hoy tiene el nombre de Pedro María Anaya.

En esa casa destruida por el tiempo, viven a la fecha dos descendientes del héroe, ellos son: Soledad y María Teresa Chávez Nava, sobrina nieta y sobrina bisnieta por vía paterna. Sus demás familiares que viven se encuentran en el Distrito Federal y son: María Anaya Guevara, José Gómez Anaya, Francisca y José Anaya, Pedro María Anaya y María Cleofas Anaya Vda. De Gómez con sus hijas María, Julia, luz, esperanza, Amelia y Josefina.

A unos cuantos pasos de la casa de los Anaya en Huichapan se levantó una estatua, en honor de Pedro María Anaya, el más ilustre de la familia.

Inició su carrera militar a los 16 años en el ejército realista, con el cargo de cadete en el regimiento de Tres Villas; ya como capitán se integró al ejército insurgente en junio de 1821, después de que Iturbide había proclamado el plan de Iguala. En 1822 formó parte del ejército que era comandado por Vicente Filosola que fue a Guatemala a supervisar el plebiscito en el que se resolvería la integración de Centroamérica a México.

Su salud se agravó desde la expedición que hiciera a Guatemala. Al retirarse del servicio militar, ingresó al Congreso como diputado. Ocupaba la presidencia de la República el General conservador Anastasio Bustamante, quien ordenó ejercer represalias contra los que de alguna forma prestaron sus servicios a gobiernos anteriores. Tal fue la razón del fracaso de Anaya.

En dos ocasiones ocupó la silla presidencial de forma interina con autorización del Congreso de la Unión. El primer interinato fue del 2 de abril al 30 de mayo de 1847, en este tiempo declaró en estado de sitio a la ciudad de México. Para poder seguir y sostener la lucha en contra de los invasores americanos, obligó al sector eclesiástico a contribuir con dinero, estableció que el servicio militar fuera obligatorio para los mayores de 16 años.

Junto con el General Manuel E. Rincón, se dirigió a la defensa del puente y del Convento de Churrusco durante la invasión norteamericana, a las 11:30 de la mañana de aquel fatídico 20 de agosto de 1847, el General Anaya hizo un recorrido por el camino de Coyoacán para medir la distancia del enemigo, se dio cuenta de que filas norteamericanas avanzaban efectivamente sobre el Convento y se preparó para atacar. Santa Ana les mandó parque de un calibre que no eran para sus fusiles, la desesperación de los soldados y para mantener el combate se arrojaron a los cajones de parque y despedazándolos con las manos, llevaban los cartuchos al cañón, que desgraciadamente eran muy estrechos; para suplir la bala, los soldados buscaban piedras de un tamaño adecuado.

En los momentos más duros y cuando iban ganando los yanquis, el general Anaya, subió a su caballo y mando cargar una pieza a metralla y dirigió personalmente la puntería. Las chispas del lanzafuegos encendieron el parque, abrasando a cuatro o cinco artilleros y también al general Anaya, quien a pesar de haber perdido la vista por unos momentos, no abandonó la batalla.

Anaya ordenó a la tropa no disparar sobre los enemigos hasta que éstos estuvieran a una distancia muy corta; los soldados obedecieron, desconcertando al enemigo, quienes por un momento se detuvieron intimidados y sorprendidos, pero se recuperaron y continuaron peleando. Pedro María Anaya dirigió magníficamente a sus hombres al combate. A pesar de haber sufrido serias quemaduras en la cara.

Desgraciadamente por falta de municiones los defensores de Churrusco se tuvieron que dar por vencidos, después de la batalla el jefe norteamericano David Emmanuel Twinggs, exigió las municiones sobrantes, Pedro María Anaya le respondió con su frase histórica: "SI HUBIERA PARQUE NO ESTARIA USTED AQUÍ", fue hecho prisionero.

Al Finalizar la invasión norteamericana, salió de prisión, nuevamente ocupa la silla presidencial interinamente, el 8 de noviembre de 1847 al 8 de enero de 1848, cargo al que renunció porque el gobierno de Estados Unidos le pedía parte del territorio nacional y el no estaba dispuesto a dárselo. Cuando Mariano Arista ocupa la presidencia de la República, nombra a Pedro María Anaya Ministro de Guerra y Marina, del 22 de septiembre de 1852 al 5 de enero 1853.

Tiempo después fue nombrado Director de Correos, Anaya se hizo cargo de la Administración, cuyo funcionamiento continuaba regido, como en la época colonial, por la ordenanza de correos de 1764; durante el siglo XIX la administración tuvo pocas modificaciones, entre ellas la dictada por la Ley del 16 de noviembre de 1824 y el Reglamento del 4 de diciembre de ese año, en ambas disposiciones se marcaba la dependencia de administración de correos del ramo de hacienda.

Anaya prestó sus servicios a la nación en la oficina de correos ubicada en la Casa de Moneda.

Este cargo de Administrador de Correos lo desempeñó hasta su muerte. La muerte lo sorprendió a las 9:30 de la mañana en su domicilio situado en la Villa de Azcapotzalco, el 21 de marzo de 1854, víctima de una pulmonía fulminante.

Elegimos la elaboración de la biografía de Pedro María Anaya porque es un personaje del estado de Hidalgo y nos pareció interesante conocer más acerca de su vida.

Consideramos además que por su carácter, por el valor que tuvo al defender el puente y convento de Churubusco, por su inteligencia, y también por el valor de enfrentar al enemigo, merece por nuestra parte, ser recordado y reconocido.

Clave y nombre de la escuela: 13POM00036, Primaria "Nezahualcóyotl"
Nombre del profesor: Profra. María del Carmen Cabello Álvarez
Grupo: 6 "A" y "B"
Nombre del equipo: Los Investigadores
Correo electrónico: hi13pr07@hgo.sep.gob.mx
Bibliografía:

- Libro: "Si hubiera parque no estarían ustedes aquí" Primera Parte: Lic. Juan Manuel Meneses Llaguno, Cronista del estado de Hidalgo. Segunda Parte: Dra. Guadalupe Rivera Martín, Investigadora Histórica; Lic. Martha E. Ordaz Schoeder y Lic. Liliana Barberena Díaz

Primavera 2000