Nombre del personaje: Juana de Arco "La Doncella de Orleáns"
Fecha de nacimiento:
6 de enero de 1412
Fecha de fallecimiento:
30 de mayo de 1431
Origen:
Domremy, Burgundy
Actividad:
Heroína del cristianismo en las cruzadas
Época: Cristianismo (Prehispánica)


Juana nació el 6 de enero de 1412 en Domremy una aldea bajo el dominio de Burgundy.

El padre de Juana fue Jaime de Arco, campesino y agricultor. La madre de Juana que era cristiana y muy creyente en Dios le infundió una gran devoción hacia el padre celestial y la Virgen María. Juana era la menor de su familia. Ella era una pastorcita de ojos azules, pelo rubio, piel blanca, delgada, manos agrestes y mejillas sonrosadas.

Desde temprana edad se ocupó de las labores del campo, trabajaba cosiendo e hilando. No aprendió a leer ni a escribir. Era una niña buena y bondadosa; toda la aldea la quería mucho. Su amor a Dios era muy grande.

Cuando tenía trece años y medio, en el verano de 1425 empezó a oír voces y a ver visiones celestiales; tales como: el Arcángel San Miguel, Santa Margarita y Santa Catalina.

Esas voces le decían: "Tú debes salvar a tú nación y a tu rey". Por miedo no mencionó nada a nadie. Tiempo después esas voces la exhortaron e hicieron que ella fuera a contarle todo lo que vio y escuchó al Rey. En 1428 Juana se presentó ante Roberto Baudricourt, quien gobernaba para Carlos VII en la ciudad de Vaucouleurs, el cual no creyó en sus palabras y la regresó a su casa.

A principios de 1429, durante la Guerra de los Cien Años y a punto de tomar Orleáns, las voces se repitieron y le ordenaban ayudar al Rey. Juana obedeciendo a esta voluntad divina volvió a presentarse ante el jefe militar. El l7 de febrero de 1429 ella le profetizó una derrota, por lo que Baudricourt mandó traer a Juana para que fuera a ver al rey. El 8 de marzo de 1429 Juana fue recibida por Carlos VII, pero éste para confundirla se vistió de aldeano y otra persona se vistió de Rey, ella sin titubeos lo saluda y le cuenta todo lo que vio y escuchó al aldeano. Esto hizo que el Rey cambiara su forma de pensar acerca de Juana y creyera en su misión de salvar a su nación.

Estas importantes victorias de Juana de Arco hicieron que el temeroso Rey Carlos VII aceptara la corona. Así el l7 de julio de 1429 en la ciudad de Reims Carlos VII fue coronado, junto a él Juana y su estandarte compartiendo así la victoria. El 8 de septiembre St-Denis fue ocupada, Juana que dirigía a sus hombres fue herida y el Duque de Alencon la retiró a la fuerza; esto provocó el desprestigio de Juana; sin embargo, Carlos VII el 29 de diciembre honró a Juana y a su familia ser reconocidos con el nombre de Du-Lis, lo que provocó envidias y traiciones hacia Juana de Arco.

Juana escuchó voces que le dijeron que sería tomada prisionera antes del 24 de junio. Solamente faltaba conquistar París. El 24 de mayo de 1430 Juana se dirigió a la ciudad con sus valientes soldados para defenderla de los ataques de los Burgundios. Ella fue herida y hecha prisionera por un aliado de Juan de Luxemburgo. El pueblo de Francia le dio la espalda, los ingleses deseaban tenerla como prisionera, comprándola a un precio muy alto a los borgoñones, el pago fue por más de mil monedas de oro.

Los ingleses querían la vida de Juana por haberlos derrotado, pero no podían enjuiciarla por eso, así que pidieron ayuda al Obispo de Beauvais para que la acusara de bruja o hereje. Los ingleses la encerraron en el Castillo de Rouen, condenándola a cadena perpetua donde la torturaron y humillaron todos los días.

El juicio se llevó a cabo en Rouen, debido a esto el Vicario de la Inquisición se negó a asistir, pero finalmente accedió. Fue el 21 de febrero de 1431 cuando Juana apareció por primera vez ante el tribunal, donde nadie la defendió, porque éste estaba formado por jueces que eran enemigos suyos.

Juana se defendió diciendo que nunca había hecho actos de brujería y de que era una creyente católica. A pesar de que los jueces trataban de confundirla acerca de sus visiones ella nunca tuvo temor, y fue ahí donde les anunció que París sería tomada por Enrique VI en un lapso de siete años.

Los jueces pidieron a Juana que negara todo acerca de sus visiones ya que eran falsas, la amedrentaban y la torturaban, pero ella se mantuvo siempre firme. Cuarenta y dos de los cuarenta y siete jueces del tribunal la declararon culpable de herejía. El 22 de mayo volvieron a interrogarla estando en prisión y ella se mantuvo firme. Al otro día en el cementerio de St-Ouen fue castigada y tuvo por primera vez miedo por lo que se retractó. Esto provocó la ira de los ingleses, así que la acusaron de vestir ropa masculina y afirmar que dios hablaba con ella.

El 29 de mayo de 1431 el tribunal completo la acusó de hereje y la condenaron a la hoguera; su ejecución se llevó a cabo el 30 de mayo de ese año, la ataron a un palo y la quemaron lentamente. Juana murió rezando y con el consuelo de haber sido confesada y haber recibido la comunión, así como ver el crucifijo que un religioso le presentaba y se encomendó a nuestro señor Jesús. Pronunció por tres veces el nombre de Jesús, tenía apenas 19 años cuando murió. Veinticuatro años después de su muerte, su familia pidió que se reabriera el caso de la Doncella de Orleáns.

El Papa Calixto III nombró una comisión de juristas. La declaración final fue que la sentencia de Juana de Arco fue una injusticia. El Rey de Francia la declaró inocente. En 1869 el Monseñor Dupanloup, Obispo de Orleáns se ocupó de su beatificación ante la Santa Sede y fue hasta el 11 de abril de 1909 que terminó con un discurso de Pío X.

El Papa Benedicto XV la proclamó Santa en el año de 1920, y su fiesta se celebra el 30 de mayo, fecha de su ejecución

Ciertamente ella no fue un ángel de Dios, sólo fue un ser humano que logró unir a su gente por primera vez desde tiempos del primer rey de los francos, esa es la importancia de su trascendencia, ya que logró lo que nadie ha podido hacer, por lo que merece ser recordada por Francia y por todo el mundo.

La vida de Juana de Arco ha inspirado a hombres y mujeres, plasmándola en la literatura y en algunos dramas como: La Doncella de Orleáns, Poema de Voltaire (1756); La Doncella de Orleáns (1801); Recuerdos personales de Juana de Arco (1896); Santa Juana (1923); Juana de Arco en la Hoguera (1938); La Alondra (1953); El proceso de Juana de Arco (1963). E incluso su vida se ha llevado al cine, con la interpretación de Ingrid Bergman como Juana de Arco y actualmente en la película controversial acerca de la vida de esta heroína titulada "La mensajera" con la actuación de Milla Jovovich.

CONCLUSIONES:
Nosotros opinamos que fue una joven francesa, humilde, bondadosa y creyente en Dios, que luchó por la justicia y por su patria.

Se cometió una injusticia con ella al sentenciarla a muerte en la hoguera, por acusaciones falsas de brujería y herejía. Debido a sus hazañas se convirtió en la heroína más grande de la Historia Universal. La Doncella de Orleáns tuvo su amor en Dios, el cual le permitió ser siempre firme en sus principios y convicciones y nunca dejarse vencer por las adversidades.

Nosotros pensamos que Juana de Arco es un gran ejemplo no sólo para las mujeres de la actualidad sino para todo ser humano, porque ella siempre se mostró fuerte ante los obstáculos que la vida le presentó, demostrando una perseverancia digna de reconocerse. Hoy, cuando vivimos en un mundo que nos brinda oportunidades en ocasiones difíciles de alcanzar, debemos tomar su ejemplo, y alcanzar nuestras metas, así podremos ser ciudadanos ejemplares y de esta manera ayudaremos a nuestro país.

Clave y nombre de la escuela: 12STV00205, "Juan de Dios Batiz"
Nombre del profesor: Profra. Erika Hinojosa López
Profesor responsable: Profra. Raquel A. Hinojosa López
Grupo: 2º "I"
Nombre del equipo: Los Cibers boys
Correo electrónico: re2gro13@prodigy.net.mx
Bibliografía y/o fuentes de información: Enciclopedia Océano Tomo 3 Pág. 204-210 Enciclopedia Encarta 99 y 2000 Enciclopedia Larousse Tomo 2 Pág. 140-160.
Ediciones Rap (Biografía) Enciclopedia Salvat http://churchforum.org.mx/santoral/Mayo/1105.htm http://www.aciprensa.com/Enciclopedia/juanadarco.htm

Otoño 2000