Heraclio Bernal Zazueta.

Nombre del personaje: Heraclio Bernal Zazueta
Fecha de nacimiento: 28 de junio de 1855

Fecha de fallecimiento: 5 de enero de 1888

Origen: El Chaco, San Ignacio, Sinaloa

Actividad: Caudillo social y bandido generoso
Epoca: El Porfiriato

 

Heraclio Bernal nació en el municipio de San Ignacio, en el poblado de Chaco. Sus padres fueron Jesús Bernal y Jacinta Zazueta.

Allí nacieron sus 4 hermanos y él (Juan, Fernando, Antonio, Heraclio y Vicente). Pero los ecos de la Guerra de Reforma y los ideales liberales de su padre y el deseo de que sus hijos tuvieran un mejor porvenir, hacen que abandonen las tierras y se vayan en busca de la bonanza minera. Siendo apenas un niño de 13 años, su familia se trasladó a vivir a Guadalupe de los Reyes, donde su papá ocupó un puesto en la negociación minera.

Las ideas liberales de su padre y su admiración hacia el indio zapoteca, que llegó a ser presidente y defendió a toda costa la soberanía de la nación, hizo que Heraclio Bernal admirara desde pequeño a Don Benito Juárez. Además tuvo la oportunidad de tener como maestro al profesor Ángel Bonilla, quien fundó una escuela en Guadalupe de los Reyes y fue su único maestro que aparte de enseñarlo a leer y escribir le dio una amplia gama de conocimientos de la historia regional y nacional, sobre todo, la de la ocupación francesa, en la que se destacó heroicamente el puerto de Mazatlán.

Heraclio Bernal estuvo inmerso en un ambiente familiar y escolar donde el patriotismo y la política imperaban. Tanto fue así, que su familia apoyó para la candidatura a la gobernatura de Sinaloa al Lic. Eustaquio Buelna, que sostenía los ideales liberales de Juárez. Se ganaron las elecciones contra el Gral. Manuel Marquéz de León, con tendencia porfirista. Las consecuencias no se hicieron esperar y se hizo una revuelta en Sinaloa en 1871. Los porfiristas lanzan el Plan de Culiacán y los juaristas el Plan de la Noria en la que participa la familia Bernal, iniciándose así Heraclio Bernal en el combate militar tomando las armas, por primera vez, a los 16 años de edad.

Cuenta la historia que fue tanto el enfrentamiento entre los porfiristas y los juaristas en Sinaloa, que familias enteras se distanciaron y surgieron rencillas por cuestiones políticas de las cuales no escapó Heraclio Bernal, que tuvo que renunciar a un amor de juventud por pertenecer ella a una familia porfirista.

Un hecho que influyó decisivamente en su vida, fue el haber sido acusado de robarse unas barras de plata cuando trabajaba como minero. Se dicen muchas versiones al respecto: que fue víctima de una venganza, por cuestiones amorosas, o que un empleado del mineral le urdió una trampa para denunciarlo y quedar bien ante sus jefes. La situación es, que culpable o inocente de tal robo, fue perseguido y encarcelado en la ciudad de Mazatlán.

Antes de ser aprendido asaltó varias diligencias por el camino real. Siendo sus víctimas prestamistas, norteamericanos, propietarios de minas, personas ricas y que de una u otra manera extorsionaban y explotaban al pueblo, repartiendo su botín entre la gente pobre que encontraba en su camino.

Cuando fue aprendido en Mazatlán, se dio el movimiento porfirista, con el Plan de Tuxtepec. Viéndose favorecido Francisco Cañedo para gobernador de Sinaloa, frustrándose los planes del Gral. Jesús Ramírez Terrón, de no ser favorecido por Díaz; visita a Bernal en la cárcel y le ofrece la libertad y el grado de teniente si lo ayuda en la revuelta contra Cañedo. De manera astuta Bernal acepta, pero una vez estando en libertad deserta y regresa a Guadalupe de los Reyes a seguir asaltando, logrando así una fama de "bandido generoso". Quitando a quienes más tenían y repartiéndolo entre los que no tenían.

Sus grandes dominios sobre los caminos, veredas y atajos de la Sierra entre los límites de Sinaloa y Durango, lo hicieron invencible ante sus enemigos. Fue en la sierra donde instaló su cuartel general, desde ahí organizaba los asaltos y ataques. Era desconcertante, pues mientras llegaba la noticia al ejército del gobierno que atacaban en determinado lugar para cuando estos llegaban ya estaban en otro. Esto hizo que lo apodaran "El Rayo de Sinaloa".

Luego vendría la otra etapa, poco valorada por la historia, la del caudillo pre-revolucionario, el que luchó desde los inicios del Porfiriato contra las injusticias cometidas por el régimen de Díaz. Nuevamente Ramírez Terrón invita a Heraclio Bernal a luchar contra Porfirio Díaz y le propone defender los principios de la Constitución de 1857, que tanto esfuerzos costó a los liberales expedirla. Fue así como se inicia Bernal como uno de los precursores de la Revolución Social de 1910, revelándose contra las injusticias que vivían los trabajadores de las minas y del campo, formando un ejército Renovador, como lo llamaba él.

Al morir Ramírez Terrón, Bernal inicia su etapa de caudillo popular, siendo respetado y venerado por el pueblo de las serranías de Sinaloa.

En 1885, lanza el Plan de la Rastra, en San Ignacio, donde sostiene el restablecimiento de la Constitución de 1857, la libertad de sufragio electoral, la emancipación de los municipios como cuarto poder del estado; patriotismo, honradez, lealtad y decisión para el desempeño de los puestos públicos y unificación de los mexicanos contra toda invasión extranjera.

Después en 1887 lanzó el Plan de Conitaca en la que también desconocía a Díaz como presidente, incitando al pueblo a levantarse en armas.

A Bernal lo sorprendió la muerte joven, murió por una enfermedad contraída durante sus audaces correrías. Se dice, según la opinión popular, que a Heraclio lo mató su compadre Crispín García, que le descargó su carabina por órdenes de Bernal al estar moribundo, para que así pudiera cobrar al Gobierno los diez mil pesos que pagaba por su cabeza.

La historia no le ha hecho justicia a Heraclio Bernal, pues no se le ha dado un lugar en ella, ya que lo conocemos más por medio de corridos populares de bandido generoso que como lo que fue: un precursor revolucionario que luchó por causas sociales.

Clave y nombre de la escuela: Esc. Primaria "Juan Escutia".
Nombre del profesor: Guadalupe Zamudio Tiznado.
Nombre del equipo: 6º. "B"
Dirección de correo electrónico: recln14@sinl.telmex.net.mx
Bibliografía: Vidales Soto, Nicolás. Sinaloa, un estado con historia. Edic. Castillo, México 1998. Mario Gil. Heraclio Bernal. SEP. México, 1987. Hernández Tyler, Alejandro. Lecturas Sinaloenses. Culiacán, México.

Primavera 99