Nombre del personaje: Germán Evers
Fecha de nacimiento: 9 de noviembre de 1848
Fecha de muerte: 28 de septiembre 1930
Origen: Beerkeem S. Peire, Hannover, Alemania
Actividad: Empresario
Época: Independiente


Germán Evers nació en Beerkeem S. Peire, Hannover, provincia de Alemania el 9 de noviembre de 1848. Llegó a Mazatlán en 1884, donde se hace cargo de la gerencia de la fábrica de hilados La Bahía, única en su ramo en Mazatlán, además de figurar como socio de la misma, con la misión de perfeccionarla.

Bajo la dirección de Evers, la fábrica se modernizó con maquinaria de manufactura inglesa, consistiendo en 35 telares para diferentes tejidos e hilado movidos con un motor de 75 caballos de fuerza; los principales productos elaborados por la "Bahía" eran las mantas que se vendían fácilmente en los estados de la costa occidental de México. De gran demanda por su calidad superior y fabricación.

Durante su administración, Germán Evers perfeccionó e hizo productiva al máximo la fábrica, brindando empleo a un grupo de 75 operadoras que alojan en casas cercanas al lugar.

La casa Melcher era la única distribuidora de las telas de la Bahía, pero ya en este siglo en 1903 y todavía bajo la administración de Germán Evers, esta fábrica cerró sus puertas años después. A Germán Evers se le encargó que produjera cerveza con los ingredientes llevados por los Melcher; para lo cual se utilizaron las instalaciones que Jacobo Lang tenía en las inmediaciones del parque Zaragoza por la actual calle 5 de Mayo. El resultado fue magnífico, Evers logró una cerveza superior a todas las que hasta la fecha se habían fabricado en Mazatlán; posteriormente en 1898 en una reunión celebrada en el domicilio de los Melchers, a Evers se le encargó la administración de una casa cervecera, desde hacerla funcionar hasta darle el mantenimiento necesario.

Hasta 1900 nació lo que sería la Cervecería del Pacífico, un año después se inauguraba, en la que Evers figuraba como socio fundador y accionista.

Germán Evers enviudó a la edad de cincuenta años; tuvo gran simpatía por el pueblo de Mazatlán que le brindó su amistad, motivándolo a nacionalizarse mexicano, el 4 de mayo de 1928.

Pero la muerte alcanzó a este ilustre personaje cuando tenía 81 años de edad, el 28 de septiembre de 1930, y murió en su domicilio de Febrero 652 de esta ciudad. Fue enterrado en el panteón Ángela Peralta.

Evers donó el terreno donde se edificó el Orfanatorio de Mazatlán; además de lo que ahora es la cancha deportiva, la estancia del DIF y una cantidad de dinero para la construcción de los mismos.

En su testamento, según datos proporcionados por Enrique Vega investigador y director del Archivo Municipal, Evers dóno a Mazatlán casi la mitad de su fortuna distribuida de la siguiente manera: 25% al Orfanatorio Mazatlán, 10% al Hospital Civil, destinándose asignatura de preferencia a la construcción de un departamento nuevo, 10% a benefició de la ciudad para formar plazas y parques para el receso de niños menores; 6% para la casa de beneficencia situada frente al parque Zaragoza; 6% a la sociedad de caridad de "San Vicente Paul".

En la copia del testamento, el cual fue proporcionado por la familia Batiz Lamadrid, vienen contemplados las donaciones anteriores y se expresa la voluntad de Evers quien dejó como albaceos a los señores J. R. Ferber, Guillermo Baltazar a quienes les dejó indicaciones de pagar todas sus deudas y gastos mortuorios.

Legó $6,000.00 en oro nacional a la señora Antonia Ochoa, $1,000.00 en oro nacional a su sirviente Victorio Navarro quien le sirvió por 8 años y todos sus sirvientes domésticos les gratifico con $50.00 por cada año de servicio. Prefirió que si estos legados eran grabados, cuidaran que les fueran pagado íntegros a los legatarios.

En reconocimiento a Evers, el ayuntamiento decide cancelar el nombre de la calle Fábrica y registrarlo con el de Germán Evers como prueba de gratitud al extinto; dada su bondad y entusiasmo demostrado por Mazatlán. El 31 de diciembre de 1932 se decreta el nombre de Germán Evers al Parque Infantil por las calles Guillermo Prieto, Zaragoza y Alvaro Obregón (a un costado del DIF).

Germán Evers encargó la tumba donde fue enterrado, elaborada de un mármol fino azul gris procedente de Alemania; su cripta se encuentra al fondo de la entrada principal del panteón Ángela Peralta de Mazatlán Sinaloa.

Evers es un personaje muy recordado porque beneficio mucho al pueblo; además era muy humano con su gente, la gente mazatleca se enorgullece de este personaje por tal motivo también la Cancha Deportiva más grande lleva su nombre.

Clave y nombre de la escuela: 25POM00045, Primaria "Miguel Alemán"
Nombre del profesor: Profra. María Aracely López Soto
Profesor responsable
: Profra. María del Carmen Manjarrez
Grupo: 6 "A
Nombre del equipo: Los alemanes
Correo electrónico: recin15@sin1.telmex.net.mx
Bibliografía: Archivo Municipal, Periódico Noroeste.

Primavera 2000