Nombre del personaje: Abundio Martínez.
Fecha de nacimiento: 8 de febrero 1875.
Fecha de fallecimiento: 27 de abril de 1914.
Origen: Huichapan, Hidalgo.
Época: Época del Porfiriato.
Actividad: Músico y compositor.

En el barrio de Santa Bárbara, en Huichapan, población del actual Hidalgo, nació en una humilde casa, el 8 de febrero de 1875, nuestro admirado compositor Abundio Martínez.

Abundio Martínez fue uno de esos indígenas ejemplares, por su genialidad, por su capacidad creadora; pero aun más por la contribución que dio a la cultura nacional, en este caso a la Música de nuestro País. Nos llamó la atención que una de sus composiciones, "En alta mar", vals dedicado a Carmelita Romero Rubio, quien era esposa del presidente de aquella época, Porfirio Díaz, ha sido interpretada por bandas sinfónicas europeas y se dice que los alemanes traían "En alta mar" como vals de texto en sus barcos de guerra.

Don Abundio era un indígena, otomí, y sin embargo manifiesta en sus obras un estilo típicamente europeo, como ejemplo de ello tenemos un paso doble: " Hidalguense". En esta obra se nota una influencia muy marcada de la música española y que se ha convertido en el Himno al Estado de Hidalgo por lo que la Banda Sinfónica toca este paso doble en eventos especiales.

Vivió en la época de los célebres contemporáneos Miguel Lerdo de Tejada, Velino M. Presa y Felipe Villanueva, exactamente en el tiempo que florecieron los más destacados poetas modernistas como Gutiérrez Nájera.

El maestro Abundio Martínez, no poseía una belleza física, en cambio sí tenía una belleza espiritual y llena de sensibilidad, lo que se manifestó en todas sus composiciones.

Su padre era carpintero y director de la banda de música del pueblo, le enseñó a interpretar las notas musicales y a tocar el piano, el violín, la flauta, la guitarra y un sin fin de instrumentos musicales. Por lo que además de compositor fue muy buen instrumentador para banda y orquesta.

Abundio desde chico empezó a trabajar, fabricando cajitas – costureros de madera- para vender, se mantenía con esto y con lo que le pagaban por tocar un instrumento en la banda de su pueblo.

Al morir su padre, emigró con sus hermanas Soledad y Dolores a la ciudad de México.

En esa ciudad, tocaba los jueves en la noche y los domingos por la mañana en la Alameda Central. Allí fue en donde empezó a dar a conocer sus obras, ya que esta banda empezó a tocarlas.

Su música estuvo influenciada por el romanticismo de esa época, a la gente le gustó mucho y empezó a comprar sus obras, pues ya había fonógrafo.

Musicalmente hablando, lo más notable de las obras del Maestro Abundio era "la estructura cabal de sus grandes valses de cinco o siete partes. El estilo, el plan, la relatividad melódica no decaían en ninguna parte. Había suntuosidad expresiva en todos los trozos y riqueza de matiz en la armonización y elegancia en los cambios de tonos. Él conocía bien las tonalidades brillantes y creaba a los ejecutantes, no pocas dificultades de dirección en la acumulación de bemoles y becuadros". Esto quiere decir que los que saben de música, opinan que la obra de Abundio Martínez es buena y hasta la fecha la seguimos escuchando, sobre todo en ceremonias cívicas aquí en el Estado de Hidalgo, su tierra natal.

El maestro Gonzalo Domínguez Mejía, quien dirigió por 28 años la Banda Sinfónica del Estado de Hidalgo, en una entrevista, nos manifestó que interpretó la música del compositor que nos ocupa y que particularmente el Vals "Arpa de Oro", técnicamente requiere mayor desarrollo de ejecución, es decir, es de un alto grado de dificultad. Las composiciones que él interpretó fueron: "Noche Apacible", "Hidalguense", "Las cuatro danzas", "Ana Gloria", "Onda Cristalina" y por supuesto "Arpa de Oro".

La obra de Abundio Martínez, según sus biógrafos, abarca más de doscientas obras, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

VALSES
DANZAS
MARCHAS
POLKAS
PASODOBLE
En alta mar Diez danzas para canto y piano La paz de México Los chamacos Hidalguense
Muchachas y Flores Tú eres un ángel, juego de danzas Un día de campo.
Arpa de Oro
Onda Cristalina
Ana Gloria
Delirio de Amor
En el espacio
Noches apacibles
Liras hermanas
Besos y pesos
Poesía
Ensueños de oro

Después de haber dedicado su vida a la música, el maestro Abundio murió en la ciudad de México, solo, enfermo de tuberculosis y en la más completa miseria. Se dice que en la bolsa de su chaleco tenía 22 pesos. Fue en el año de 1914.

Realmente, esto nos impacta, porque ¿cómo es posible que un hombre con ese talento, con tanto trabajo que realizó a lo largo de su vida viviera en esas condiciones? Claro que en la época porfirista, al régimen no le importaban los artistas populares, sólo se exaltaba a los aristócratas. Es probable que cuando el maestro dedicó los valses a don Porfirio y a su esposa, pensaran que sólo era con el interés de halagarlos, por lo que únicamente le dieron las gracias, pero no se estimuló su arte. Bernardo Reyes, un porfirista gobernador de Nuevo León, le agradeció y le envió 50 pesos por la pieza que le dedicó.

Consideramos que en una sociedad, no solamente hace falta gente que produzca bienes materiales, sino que para vivir, el hombre también necesita satisfacer su interior, y esto se logra a través del gozo del arte como la música, la pintura, la poesía, la literatura. Es por eso, que la figura de los grandes músicos mexicanos, como Abundio Martínez, deben recordarse siempre a través de sus obras.

Clave y nombre de la escuela: 14sg193, Escuela Secundaria Gral. # 1
Nombre del profesor: Profra. Filena Ramírez Castillo.
Grupo: 3º "C".
Dirección de correo electrónico: hi13sg15@hgo.sep.gob.mx
Bibliografia:Rubluo Islas Luis. "El composito
r Abundio Martínez Secretaría del Desarrollo Social. Departamento de Acción Cultural. Colección Toltécatl, 1. Pachuca, 1976. Diccionario de Biografía y Geografía de México. Porrúa México, 1994.

Primavera 99